Zirconio

Materiales cerámicos

Óxido de Zirconio

La cerámica de óxido de zirconio, por su extraordinaria resistencia final, es el material de elección para casos en los que se requiere una alta resistencia, por ejemplo, para estructuras de puentes de tramo largo en la zona de anteriores y posteriores. Además se puede utilizar para la elaboración de las partes primarias de la técnica telescópica, así como para superestructuras de implantes y coronas. El óxido de zirconio se procesa en estado " tizoso" parcialmente sinterizado, las estructuras se diseñan con el software y seguidamente se fresa la restauración que en este momento es un veinte por ciento mayor que el tamaño final, a continuación, se sinteriza en el horno (durante este proceso la estructura se contrae hasta su tamaño final) y es aquí donde se genera la microestructura homogénea que proporciona al material su típica y alta resistencia a la fractura.